Naranjo

En estos dos enlaces se describen básicamente sus características.

1.- REQUERIMIENTOS EDAFOCLIMÁTICOS.

Al ser una especie subtropical, el factor limitante para su implantación va a ser la temperatura mínima (-3ºC). Deben evitarse las heladas, afectando tanto a hojas, flores y frutos, pudiendo morir a los -5ºC. En nuestras latitudes suele ser necesario protegerlos en invierno con mantas térmicas o soluciones similares. Por este motivo sólo pueden darse en zonas costeras o muy protegidas de heladas.

Este tipo de árboles no requieren de horas-frío en invierno para su floración, al no presentar reposo invernal, aunque existe una cierta parada de crecimiento (quiescencia).

Necesi de precipitaciones superiores a los 1.200 mm, con ambiente húmedo tanto en suelo como en el aire.

Los suelos deben ser permeables, profundos y no toleran ambientes salinos.

2.- PATRONES

No existen aún patrones enanizantes. Suelen emplearse patrones con el fin de lograr resistencia a la Phytophthora.

Los más utilizados son:

  • Citrange Carrizo y Troyer
  • Mandarino Cleopatra
  • Poncirus trifoliata

En el siguiente cuadro se describen sus principales características.

    DESCRIPCIONES CITRANGE TROYER CITRANGE CARRIZO MANDARINO CLEOPATRA
    VIROSIS TRISTEZA Tolerante Tolerante Tolerante
    EXOCORTIS Sensible Sensible Tolerante
    XYLOPOROSIS Tolerante Tolerante Tolerante
    WOODY GALL Sensible Sensible Tolerante
    HONGOS PHYTOPHTHORA Resistencia media Resistencia media Algo Sensible
    ARMILLARIA Sensible Sensible Sensible
    PODREDUMBRE SECA Sensible Sensible Sensible
    SUELO Y CLIMA NEMATODOS Sensible Sensible Sensible
    CALIZA Media sensible Media sensible Resistente
    % CALIZA ACTIVA, MÁXIMO 8-9 10-11 12-14
    SALINIDAD Sensible Sensible Resistente
    BORO EN ALTO CONTENIDO Resistente Resistente Resistencia media
    ASFIX. RADICULAR Sensible Sensible Sensible
    SEQUÍA Sensible Sensible Resist. media
    HELADA Resistente Resistente Resistente
    EFECTO EN VARIEDAD VIGOR Bueno Bueno Medio
    ENTRADA PRODUCCIÓN Normal Normal Nor./variable
    PRODUCTIVIDAD Buena Buena Buena
    CALIDAD FRUTA Buena Buena Muy buena
    TAMAÑO FRUTO Bueno Bueno Menor
    MADURACIÓN Adelanta Adelanta Retrasa
    COLORACIÓN DEL FRUTO Adelanta Adelanta Retrasa
    ESPESOR PIEL Mayor Mayor Menor
    TAMAÑO ÁRBOL Mayor Mayor Normal

 

3.- SISTEMAS DE CONDUCCIÓN

La densidad de plantación media suele rondar los 400 árboles/Ha, normalmente condicionado por la maquinaria a emplear.

4.- ABONADO

Demandan mucho abono (macro y micronutrientes), lo que supone gran parte de los costes, ya que frecuentemente sufre deficiencias, destacando la carencia de magnesio, que está muy relacionada con el exceso de potasio y calcio y que se soluciona con aplicaciones foliares. Otra carencia frecuente es la de zinc, que se soluciona aplicando sulfato de zinc al 1%. El déficit en hierro está ligado a los suelos calizos, con aplicación de quelatos que suponen una solución escasa y un coste considerable.

Un plan de abono puede ser el siguiente: (gramos/árbol x año)

TIPOS DE ABONO 1er AÑO 2º AÑO 3er AÑO 4º AÑO
SOLIDOS NITRATO AMÓNICO 150 190 270 350
NITRATO POTÁSICO   70 120 160
FOSFATO MONOAMÓNICO   40 75 100
NITRATO MAGNÉSICO   30 60 115
LÍQUIDOS N-20 250 100 60 50
12 –4-6   500 850 1150
NITRATO MAGNÉSICO   30 60 115
QUELATOS DE HIERRO 6% 6 10 15 20
  • No empezaremos a abonar hasta el inicio de la segunda brotación desde la plantación.
  • A ser posible se abonará en cada riego. Se tendrá la precaución de no sobrepasar los 2 kilos de abono por m3 de agua de riego para evitar un exceso de salinidad.
  • Abonar desde marzo hasta septiembre repartiendo el abono total de la siguiente forma:
MES MARZO ABRIL MAYO JUNIO JULIO AGOSTO SEPTIEMBRE
% 5 10 10 15 20 20 20
  • Los quelatos de hierro se aportarán en 2 ó 3 aplicaciones, especialmente durante la brotación de primavera. Es aconsejable aportarlos con ácidos húmicos.
  • Sólo se indica el abonado en los 4 primeros años ya que posteriormente es aconsejable un asesoramiento técnico especializado que tenga en cuenta diversos factores como porte, producción esperada, variedad, pie, etc.

5.- LABORES CULTURALES

Es una especie que tiene hábito de formación en bola y de producción en la periferia, por lo que se intenta lobular las formas para aumentar la superficie que intercepta luz y así aumentar la producción. La poda de formación ha de ser muy suave cuando las plantas son jóvenes, para favorecer así la entrada en producción. Los árboles se forman con 3-4 ramas principales a unos 50-60 cm de suelo. La poda de formación es muy controvertida, ya que la cosecha disminuye de forma proporcional a la intensidad de poda debido a que como especie perennifolia acumula las reservas en ramas, brotes y hojas.

La forma de actuar en cada uno de los grupos de variedades en cuanto a la poda de fructificación es el siguiente:

-Grupo Navel: el objetivo es favorecer al máximo la fructificación en el interior de la copa, por lo tanto se eliminarán las ramas internas en cantidad suficiente para que pueden penetrar bien la luz y el aire. También se eliminarán las ramas laterales, procurando abrir al máximo la copa. La renovación de las ramas de producción es fundamental en las variedades de este grupo; se cortarán las ramas débiles y envejecidas.

-Grupo Blancas: la poda deberá realizarse eliminando aquellas ramas endurecidas, que tengan síntomas de agotamiento; así como aquellas que interfieran en una buena iluminación que llegue a afectar a la producción en el interior de la copa. Al tratarse de variedades propensas a la vecería, el año que hayan tenido una gran cosecha, los árboles estarán más agotados y una vez recogida esa gran cosecha la poda debe ser ligera. Al año siguiente la cosecha deberá ser normal y, si coincide con una floración excesiva, la poda será más severa.

-Grupo Sanguinas: la poda se limita a suprimir ramas mal dirigidas, resecas y ligeros aclareos que faciliten iluminación y aireación. Hay que respetar las ramas guía, pues facilitan una mayor salida de savia hacia el conjunto de las ramas que forman la copa del árbol.

Los beneficios de la poda no solo se centran en el aumento del tamaño del fruto, sino también en las mejoras que se producen respecto a la mayor efectividad en la aplicación de los productos fitosanitarios, en la recolección y en la regulación de la producción.

Para aumentar el tamaño de los frutos se recurre al rayado de ramas, que produce un estímulo en el crecimiento del fruto. En algunas variedades se realiza durante la floración o después de la caída de pétalos, para mejorar el cuajado. Esta práctica tiene una influencia positiva sobre el contenido endógeno hormonal, atribuidos a los cambios provocados en el transporte y acumulación de carbohidratos. De este modo se mantiene la tasa de crecimiento de los frutos que, consecuentemente, sufren la abcisión en menor proporción, mejorando así el cuajado y la cosecha final.

6.- PLAGAS Y ENFERMEDADES PRINCIPALES

Las principales plagas son:

  • Minador de los cítricos.
  • Mosca blanca
  • Pulgones
  • Cochinillas, que generan además negrilla: a combatir con aceites insecticidas.
  • Nemátodo de los cítricos
  • Gomosis
  • Alternaria: fungicidas tipo cobre o mancozeb
  • Virus de la tristeza
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 79 seguidores

%d personas les gusta esto: