Posteado por: smuniz | 10 marzo, 2011

Casas de fitosanitarios

Volvemos al símil de la medicina, la industria farmacéutica es continuamnete vilipendiada por sus abusos, que sí, existen. Pero recordemos que, la longevidades que tiene el hombre en este momento es gracias a esta industria, sino existiera volveríamos a morir a los 30 años como mucho.
Con fitosanitarios 3/4 de lo mismo: gracias a ellos se han evitado las grandes hambrunas del pasado (La de la patata de Irlanda del XIX fué por un simple mildiu que se trataba con cobre). Lo que hay que buscar es el equilibrio: tratar cuando hay que tratar, sabiendo con lo se trata y sabiendo que consecuencias tiene.
A lo que me refiero en el fondo -es mi filosofía-, es que los fitosanitarios son como una medicina y que las plantas son los “niños”, actuando en consecuencia. Si tienes una hoja con un pulgón, pues lo dejas y no echas nada (niño que estornuda una vez en todo el mes). Si tiene 2 brotes con pulgón, pues o arrancas el brote o le das con cualquier cosa en un pulverizador (niño con algo de fiebre). Pero si tienes un ataque del 100% de pulgón en todos los árboles, hay que hacer tratamientos agresivos sí o sí (niño con 40 de fiebre varios días).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: